No confundas calidad de vida con nivel de consumo.

La mayoría de las compras que hacemos son deseos no necesidades, recuerda la última compra que realizaste.

Estás son algunas preguntas que te puedes hacer antes de comprar algo:

  • ¿Realmente es indispensable?
  • ¿Qué motivo/deseo/emoción está detrás de esta decisión?
  • ¿Me arrepentiré después de haber comprado esto?
  • ¿Valdrá la pena hacerme de una deuda que tendré que saldar durante 3|6|12|24 meses?

«Compra solamente lo necesario, no lo conveniente.
Lo innecesario, aunque cueste sólo un céntimo, es caro.»

-Senéca

https://www.youtube.com/watch?v=Ia_OJpYyO4g

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *